Política Alimenticia Puede Expandir Acceso a Legumbres Saludables, Apoyar a Agricultores Locales

Escrito por Kimberly Freeman Brown Gerente de la Oficina de Washington, Green For All

Traducido por Marta Donayre

También publicado en el Huffington Post. Lea el original aquí.

Mis suegros crecieron en el Sur, donde tenían acceso a hortalizas frescas que ellos crecían con sus padres. Ellos sabían lo que era la comida buena e íntegra, y habían establecido hábitos alimenticios saludables para sus hijos –mi marido y su hermano– aunque vivieran en Brooklyn, N.Y., donde vivieron por 46 años. 

La familia de mi marido es probablemente la excepción. Para muchos niños creciendo en el centro de la ciudad, es difícil encontrar tomates, vainitas, y melocotones que no salgan de una lata. En muchas áreas urbanas, el comer saludablemente no es solo un lujo, es casi imposible.

Considere esto: Más de dos millones de familias americanas viven a más de una milla del supermercado más cercano, y no tienen acceso a un vehículo. Vecindarios de bajos ingresos tienen alrededor de la mitad de supermercados que vecindarios ricos. Mientras tanto, solo 8 por ciento de afroamericanos viven en áreas con un supermercado cerca, comparado con 13 por ciento de blancos.

No es solamente que las personas de bajos ingresos y de color tengan mayor dificultad en llegar a un supermercado con verduras frescas. También es el caso de una proliferación de tiendas de conveniencia en esas áreas. Estas tiendas por lo general ofrecen productos con muchos preservativos, alta grasa, mucha azúcar que contribuyen a problemas como la obesidad y la diabetes.

¿Entonces, es sorpresa de que áreas urbanas, de bajos ingresos son las más vulnerables a estos problemas? Por ejemplo, en Canadá, si uno gana menos de $15.000 por año, uno tiene el doble de chance de desarrollar diabetes del Tipo 2. Y el riesgo de vida por la obesidad es mucho mayor si uno es afroamericano (26 por ciento) o latino (21 por ciento).

Una de las mejores maneras de combatir la obesidad, diabetes, y otras condiciones causadas por la mala alimentación es simplemente el mejorar el acceso a alimentos saludables. Un número cada vez mayor en el Congreso está trabajando para hacer justamente eso. El “Let’s Grow Act” de la  Representante Marcia Fudge expandiría el acceso a legumbres locales, saludables y de bajo costo, en parte al incentivar y expandir el uso de los beneficios del programa SNAP (Programa de Asistencia Nutricional Suplementar) para comprar frutas y verduras en los mercados de agricultores. También conectaría a agrícolas con programas pre-escolares, asegurando que niños pequeños tengan una oportunidad de tener una comida saludable.

Además de combatir el hambre y la obesidad entre niños, ancianos, y en comunidades de bajos ingresos, el Acto también mejoraría la calidad del agua en las ciudades, y apoyaría la producción de alimentos en lotes baldíos. La ley también incluye la Iniciativa de Financiamiento de Comida Saludable, la cual provee “préstamos y becas en ciertos mercados para sobreponer los costos altos y barreras iniciales para entrar en áreas que son desatendidas, urbanas, suburbanas y rurales”.

Mientras tanto, otra ley, el Acto de Comida, Haciendas y Trabajos Locales de 2013, patrocinado por la Representante Chellie Pingre y el Senador Sherrod Brown, apoyaría la agricultura sostenible y usaría la tremenda oportunidad creada por el crecimiento de mercados locales. Hoy hay casi 8.000 mercados de agricultores a través de los Estados Unidos. Según el Departamento de Agricultura, la venta de alimentos locales es de $5 billones por año. Estos mercados representan una nueva fuente importante de trabajos y empresas verdes.

El Acta de Comida, Haciendas y Trabajos Locales expandiría las oportunidades para agricultores y rancheros locales para conectarse con los consumidores, tanto por la expansión de los beneficios de SNAP así como soluciones creativas. Estos programas les darían a más americanos, especialmente los niños y los ancianos que viven en la pobreza, acceso a alimentos saludables.

Hoy, americanos de bajos ingresos están sufriendo más que nunca. Estamos viendo cortes inéditos a SNAP y otros programas que promueven la salud, y crean oportunidades para agricultores minoritarios locales. En luz de estos cortes devastadores, leyes como esta son cruciales.

A lo que ambos la Casa de Representantes y el Senado debaten sus versiones respectivas del Acto de Haciendas esta semana, el Senador Brown, las representantes Fudge y Pingree, y otros líderes están luchando arduamente para asegurar que este incluya piezas claves de estos proyectos de ley, y asegurar que el acceso a alimentos saludables no sea un lujo reservado solo para algunos pocos. Ellos necesitan su ayuda. Por favor comuníquese con sus representantes y pídales que apoyen estas provisiones de alimentos saludables. Para más información, clique aquí.

Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.

Donate Sign Up Take Action