Hombre Encuentra Esperanza en Carrera de Conservación de Agua en Nuevo México

AMERY1

Traducido por Marta Donayre

Disponible en ingles. Available in English.

La familia de Amery Romero ha vivido en Truchas, Nuevo México, por generaciones. Desde los 1600s, ellos han criado ganado en al área. Pero durante las últimas décadas, más y más de los residentes de Truchas han dejado el pueblo para ir a trabajar en el Laboratorio Nacional Los Álamos, o a Santa Fe en búsqueda de empleo. 

Y la vida en Truchas se ha vuelto peor. Hoy, casi no hay ningún tipo de oportunidad para ganarse la vida en el pueblo. Y los prospectos no son mucho mejores si uno se va. Con 23 años, Romero ha visto a muchos de sus vecinos adoptar la única forma de ganarse la vida: vender drogas.

“Nadie quiere una vida donde apenas puede sobrevivir”, explica él. “El vender drogas es la única carrera donde se puede avanzar. O vas a estar tan estresado por lo que está pasando, que la única forma de escapar es usando drogas”.

Es una realidad dolorosa en Truchas, y otros pequeños pueblos rurales en la región. “Vez a un montón de gente dándose de cara con este problema”, dice él. “No se puede simplemente decir ‘arregla tu vida, tienes que ir a la escuela’. Para personas como nosotros, ir a la escuela es más difícil. Tenemos que tener empleos”.

Pero Romero ha encontrado otra manera. Algunos años atrás, él se registró con el Santa Fe YouthWorks, una organización que ha pasado la última década expandiendo las oportunidades económicas de jóvenes de bajos ingresos. A través del programa, Romero se ha unido a un equipo encargado de restaurar el río Santa Fe a través de limpieza y control de erosión.

Determinado a salir de la pobreza, él se levantaba a las seis cada mañana para ir de aventón por 60 millas hasta Santa Fe para trabajar.

Como resultado de su experiencia con el equipo en el río, Romero se interesó más en asuntos de conservación de agua. Esto lo llevó al Distrito de Conservación de Agua de Santa Fe, donde él trabaja hoy. Como un aprendiz con el Distrito, su enfoque es promover la conservación de agua y educar a la comunidad sobre descuentos que pueden recibir si instalan barriles de aguas lluvias, o electrodomésticos que usan el agua eficientemente, como los lavarropas.

Ahora, él espera poder encontrar una carrera de largo plazo en conservación de agua. Cuanto más se mete él en el área, más promesa ve él en empleos verdes –no solo en agua, pero en eficacia energética, y energía solar y de viento.

Pero Romero también es honesto sobre sus motivos. Al comienzo, él no estaba interesado en proteger el medio ambiente. Él solamente estaba determinado a encontrar una manera de ganarse una vida decente, y sus investigaciones lo llevaron una y otra vez a las industrias verdes.

“Continué virando piedras, y en todas las partes donde yo miraba las personas estaban enfocadas en el medio ambiente”, explica él.

Él reconoce que el apoyo que él recibió de Youth Works le ayudó en su camino y le abrió las puertas a la economía verde. Pero él también reconoce que hay muchas más personas jóvenes como él que no tienen el mismo tipo de oportunidades.

“Hay muchos muchachos en mi posición que vienen de pueblos pobres, pero no tienen a muchos mentores. Cuando las personas se van y triunfan, usualmente no regresan. Ellos cierran la puerta tras ellos”.

Romero quiere cambiar eso. Él espera registrarse en un programa que le permitirá obtener un diploma en tecnologías ambientales, y seguir una carrera en conservación de agua. Pero a lo que planea para su futuro, él mantiene el ojo en la comunidad de donde vino, y en encontrar maneras de ayudar a que otros escapen la pobreza. “

Lo que realmente me apasiona es mi gente”, dice él. “Tengo pasión por ayudarles en su lucha”.

Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.

Donate Sign Up Take Action